Football Americano Argentina

Cada vez menos

Aún faltan más de 2 días, más de 48 horas, de 2.880 minutos o de 175.400 minutos, aún falta una eternidad; el reloj parece haberse detenido mientras la ansiedad se acumula como la arena en la parte baja de un antiguo reloj de arena.

En el trabajo, la facultad, en el tren, en la cola del colectivo y hasta en el baño solo pensas en el pitazo inicial que le de libertad a todo eso que llevas dentro y que crece segundo a segundo.

Llegas a tu casa y ves el casco y las hombreras listas para entrar en acción, pasas por al lado casi ignorándolas tratando de engañar esa inmensa tentación por agarrarlos, pero no pasará ni media hora antes de que te des cuenta que todo esfuerzo es en vano. Tomás el casco entre tus manos, lo acaricias pasas la yema de tus dedos por las cicatrices que le han dejado peleas anteriores, cada marca tiene su historia y al tocarlas sentís como si estuvieran volviendo a ocurrir. Revisas el facemask, ajustas el chin, todo debe estar perfecto, estas a punto de ponértelo pero tus ojos están clavados en la hombrera, ¿como olvidarla? ¿Acaso un guerrero olvidaría su armadura? Sin titubear te las pones, la ajustas a la perfección de modo tal que no quede floja ni muy ajustada, hasta que finalmente encontras el punto justo en el cual no la sentís y te das cuenta que estas buscando el Jersey, tu uniforme de guerra, con el cual estas dispuesto a sacrificarte en beneficio de tus hermanos, porque como bien decía Vince Lombardi el éxito de un equipo es el resultado del sacrificio combinado de las partes.

Finalmente te ajustas el cascos y te miras en cualquier reflejo que encontras cerca, y ahí están ellos, detrás tuyo, listos para enfrentar lo que sean, porque esa es la confianza que te trasmiten y que buscas transmitir. El saber que todos tus hermanos Cruzados están ahí para apoyarte, para respaldarte a cada segundo, para defenderte en cada jugada del partido o de la vida es lo que más te llena.

Los Cruzados somos más que compañeros de equipos, somos hermanos de la vida dispuestos a todo el uno por el otro, para lograr jugada a jugada ganar los centímetros necesarios que nos lleven al éxito como jugadores y como personas.

 

 

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Adsense