Football Americano Argentina

Conociendo a CRUZADOS – Guillermo González Posse

Conociendo a CRUZADOS – Guillermo González Posse

Hoy fanáticos de LA HERMANDAD, vamos a conocer a quien en el ayer fue uno de los propulsores de Cruzados. Siendo uno de los primeros capitanes que tuvo nuestro equipo en sus inicios. Quien aún sin importarle la edad, sigue pidiendo tiempo de juego porque le apasiona jugar Football Americano y se siente aún con mucho para dar.

Guillermo González Posse, Willy para los conocidos, es quien siempre tiene un concejo o una enseñanza juegues en la posición que juegues. Se podría decir que es un maestro innato.

Y no conforme con jugar, también árbitra en los partidos de la Liga.

Sin más rodeos los invito a conocer algo más de este ancestro de Cruzados.

Con uds. Willy

 

Nombre completo: Guillermo González Posse

Edad: 47

Posición: TE/C

Tiempo de Experiencia: FAA 9 años.

 

 

 

 

 

 

Eres un hombre histórico en el equipo y en la Liga, pero cuéntanos: ¿cómo fue comenzar con este deporte en Argentina? ¿Y qué sentiste ser uno de los Fundadores de Cruzados?

Creo que ninguno de los partícipes de la creación de FAA y de Cruzados tenía conciencia de lo que se estaba generando. Una vez tomada la decisión de armar la liga y contando con la experiencia de algunos intentos fallidos anteriores, nos dedicamos a trabajar en formar jugadores, en darle un marco legal a la liga, en promocionar las actividades y en encontrar un lugar donde desarrollar las actividades. No tuvimos una sensación de “acá comienza todo” ya que entramos en una rutina de trabajo que finalmente dio sus frutos. Si tengo que nombrar un momentos destacados fue cuando nos reunimos los fundadores de FAA y apostamos económicamente a la compra de los primeros equipos. Había mucha indecisión inicialmente, nunca nadie había armado una liga, pero una vez hecha la apuesta económica las cosas empezaron a tomar forma. En cuanto a Cruzados, recuerdo con particular apego el día en que se eligió la plantilla inicial de jugadores que integrarían el equipo. Ese día sentí que me había rodeado de un grupo de personas en las que predominaba la mentalidad de equipo, que, de hecho, había sido el criterio de selección. Quede muy satisfecho porque estaba seguro que ese grupo brindaría la mejor base para el futuro del equipo.

 Tu gente más cercana, sea familia y/o amigos ¿Qué te decían de  practicar este  deporte? Más aún en un país netamente futbolero.

 En casa era lo más normal ya que desde chico salíamos con mi padre a tirar la pelota de football, veíamos los partidos y era una actividad del colegio y con mis amigos. En pocas palabras, generalmente donde había una pelota de football ahí también estaba yo por lo que no fue ninguna sorpresa. Mi esposa también me conoció con un balón de football bajo el brazo por lo que no sólo no fue una sorpresa sino que lo fomentó y respaldó desde el primer día. En cuanto a los amigos, algunos no lo entendían al principio pero pronto muchos se contagiaron del fanatismo.

 Eres un gran profesional ¿Cómo es combinar tus horarios entre tu profesión con la práctica de este deporte?

 Es difícil, de hecho en la etapa fundacional puedo decir que hasta desatendí un poco el trabajo. Hoy sigue siendo difícil pero las dos actividades se llevan bien. Si tengo que quedarme trabajando un poco más tarde para poder jugar, bien lo vale ya que la recompensa en calidad de vida es mucho mayor.

  ¿Cuál fue tu primera sensación cuando jugaste  tu primer partido oficial?

 ¡Hace mucho tiempo de eso! En Argentina fue como volver a la normalidad, fue volver a hacer algo que no sabía que me estaba faltando hasta ese mismo momento. Fue muy lindo y lo sigue siendo.

  ¿Qué representa para vos los colores VERDE-PLATA?

Cruzados es un grupo fantástico. Es el equipo que considero y sin desmerecer al resto, logró en un momento determinado el mejor nivel de juego grupal que se haya visto en Argentina.  Su organización y su voluntad continua de superarse han sido de gran importancia para toda la liga y un ejemplo digno de emular. Para mí también representa un gran cable a tierra.  

 Y dinos, ¿qué sientes jugar en Cruzados luego de tanto tiempo?

 Lo sigo sintiendo con mucha pasión, aunq sintiendo con mucha pasitoda la liga. isto en Argentina.r algo que ndadores de FAA y aapostamos economicamente ue los que me conocen saben que no soy muy efusivo. Siento mucho orgullo del grupo y pugno porque siempre se siga avanzando en la técnica y la estrategia. Además hoy, con el mayor nivel de competencia, se ha vuelto mucho más interesante estar dentro de la cancha.  

  ¿Cómo fue tu escalada dentro del equipo? ¿Siempre jugaste en la misma posición?

 Creo que en mi caso la palabra escalada no es la más adecuada… en los primeros Cruzados debo haber cubierto, como todo el grupo, una gran variedad de posiciones desde QB a OL en ofensiva; de LB a DE en defensiva y obviamente lo que hiciere falta en mis muy apreciados Equipos Especiales. Ya en una segunda etapa jugué de MLB y TE y hoy soy el centrador de saques largos o long snapper del equipo y aspiro a seguir jugando en la posición que más le convenga al equipo. Obviamente si uno pudiera estaría todo el tiempo posible en el campo de juego.

 ¿Te preparas de alguna manera para los juegos?

 Hoy sí, conforme pasa el tiempo te vas poniendo más consiente de la necesidad de comer bien, estirar y hasta me he vuelto un poco cabulero… No es que no lo fuera antes, pero hoy se siente como algo necesario. No obstante, siempre intenté apartarme un poco del entorno y pensar en lo que estaba por delante.

  ¿Algún momento deportivo con La Hermandad que recuerdes con gran emotividad?

El primer campeonato ganado y la primera derrota en una final. El primer Tazón Austral fue algo increíble y me dejé llevar por la alegría del triunfo. Habíamos trabajado muchísimo y todo encajo en el momento exacto. Por otro lado, la primera derrota fue durísima y aleccionadora ya que, aunque habíamos trabajado muy bien, la verdad es que no siempre se puede ganar y eso es lo que hace de ganar algo tan especial.

 ¿Pasaste por Halcones? ¿Qué tal la experiencia?

 Halcones fue siempre increíble y siempre es algo muy especial para un jugador representar a su país. Recuerdo las dificultades iniciales de organización, los primeros viajes en colectivo y la dificultad para armar un equipo completo que pudiere viajar… pero lo repetiría mil veces. Recuerdo la primera anotación en equipos especiales de Halcones en la que con otro Cruzado, Raúl de la Rosa, tuvimos dos bloqueos importantes en la jugada y el orgullo de haber sido parte de ese equipo que dio aquel paso en ese momento.    

  ¿Piensas en el día del retiro? ¿Dejas alguna enseñanza en Cruzados para generaciones futuras?

No pienso en el retiro aunque me lo recuerdan a diario. Ese día llegará cuando tenga que llegar y espero me encuentre volviendo o afianzándome en una función de instructor. También tengo el arbitraje que me mantiene dentro de las actividades de la liga. En cuanto a enseñanzas creo que aún tengo mucho que aprender; Me gustaría dejar una ética de trabajo, la idea de que siempre se puede ganar haciendo las cosas bien y algo de tesón para las generaciones continuadoras, sabiendo que ellas son las realmente importantes.

 Estando en la Liga desde los inicios; ya sea como jugador, capitán o árbitro; te sobra experiencia, creo yo. Dime ¿hasta dónde crees que se puede llegar a desarrollar este deporte acá en nuestro país? ¿Y cuál sería el próximo paso a dar para mejorar aún más?

 Nuestro deporte va a seguir creciendo como ha crecido el basquetbol o el hándbol pero necesita se practique en los colegios a fin de alcanzar esa necesaria difusión. Hoy resulta difícil visualizar un desarrollo como el que tuvo la Liga Nacional de Básquet o la Unión Argentina de Rugby, pero en nuestros inicios también parecía imposible alcanzar lo que tenemos hoy.    

  ¿Cómo motivarías a los deportistas y/o público en general para que jueguen Football Americano?

 Intentaría trasmitir la pasión en un primer término, la espectacularidad está a la vista, para que poco a poco se vayan descartando de preconceptos y lo practiquen. Una vez que lo jueguen no hay vuelta atrás. Me parece que la enseñanza de lo básico es importante ya que lo técnico recién se aprecia cuando uno conoce el juego. No obstante lo más importante es que el Football es sin lugar a duda un deporte formativo en la que se trabaja en equipo hacia un objetivo común donde cada pieza es fundamental para alcanzar la victoria y creo que eso, traducido a valores, es algo a lo que todas las sociedades aspirar, por lo que no debería requerir de mucho convencimiento.  

  ¿El Football Americano te ha dejado  alguna enseñanza para tu vida personal?

Mi hermana menor enseñaba Literatura en la Universidad de Ohio y siempre me decía que no tenía problemas con los jugadores de Football ya que siempre eran disciplinados en clase y daban su mejor esfuerzo. Creo que lo dicho por mi hermana sintetiza un poco lo que uno ha aprendido del deporte.

 ¿Te gustaría ser Coach y retransmitir tus conocimientos? Aunque te vemos en los entrenamientos siempre ayudando con algún tips.

 Sí, aunque me veo en un primer momento más en un rol de tareas específicas como equipos especiales y en la enseñanza de técnica en general, para asumir en otra etapa una responsabilidad más integral. 

  En pocas palabras ¿Para vos  qué  representa ser parte de LA HERMANDAD?

 Ser parte de Cruzados es algo que considero significativo en mi vida. Es una unión o vínculo, si se quiere, con un grupo de personas que se extiende más allá del campo de juego y del que estoy muy orgulloso de formar parte y de haber tenido la suerte de ver crecer en todos estos años.

Gracias Willy!

Adsense